Metodología: 03 – Estructuras condicionales

Tercera entrada de la serie sobre los principios básicos de la programación. En esta entrada veremos qué son las estructuras condicionales.

Toulouse-Lautrec

archivado en: varios / 17 Noviembre, 2012 / taller:

Seguimos con la serie de introducción a la programación. En las dos entradas anteriores vimos qué son las variables, en esta conoceremos otro fundamento básico de cualquier lenguaje: las estructuras condicionales.

Ya se escriban de una forma u otra según cada lenguaje, las estructuras condicionales funcionan siempre de la misma manera: si se cumple determinada condición, se ejecutan una serie de instrucciones.

La sintaxis habitual es utilizar la palabra if, que significa «si» en inglés, precediendo a la condición entre paréntesis y luego las instrucción entre llaves:

if (llueve) {

usar un paraguas;

}

if (hay sueño) {

irse a dormir;

}

if (hace calor) {

quitarse el abrigo;

}

La condición evaluada da un resultado en valores boleanos, que ya vimos que podían ser dos: true o false, «cierto» o «falso». Por lo tanto, en los ejemplos anteriores es como si hubiera escrito:

  • Si llueve es true, es decir, si está lloviendo, usa un paraguas.
  • Si hay sueño es true, irse a dormir.
  • Si hace calor es true, quitarse el abrigo.

Por comodidad, en vez de utilizar las expresiones true y false, también se usa el número 1 para referirse a true y el 0 para false. Es decir, esto es equivalente:

if (llueve es igual a 1{

usar un paraguas;

}

if (llueve es igual a true{

usar un paraguas;

}

Además, es frecuente en muchos lenguajes que la primera instrucción condicional —if esto es true, haz esto— se combine con la cláusula else, que significa «en caso contrario».

if (llueve es igual a 1) {

usar un paraguas;

} else {

no usar un paraguas;

}

Es más, mediante la cláusula else if se pueden combinar varias condiciones: si se cumple esta condición haz esto; si es esta otra, esto otro; en el caso de que no sean ninguna de las anteriores, esto otro.

if (llueve mucho es igual a 1) {

usar un paraguas;

} else if (llueve solo un poco es igual a 1)  {

usar solo un chubasquero;

} else {

no usar nada;

}

Operadores lógicos o booleanos

Al igual que aritmética existen operadores para hacer operaciones, como sumar (+), multiplicar (*), restar (-) o dividir (:), en programación hay unos operadores especiales denominados booleanos (por el álgebra de Boole), para trabajar con operaciones lógicas, es decir, con expresiones que pueden ser true (1) o false (o).

Por ejemplo, mediante el operador booleano AND podemos evaluar si dos condiciones son ciertas:

if («llueve mucho es igual a 1» AND «hace mucho frío es igual a 1») {

usar un paraguas y ponerse un abrigo;

if («hay hambre es igual a 1» AND «hay tomate en la nevera» {

preparar espaguetis;

}

Los operadores lógicos más habituales son (entre paréntesis, otra forma frecuente de escribirlos):

  • AND (&&) - Y: El resultado es true si las dos condiciones son ciertas
  • OR (||) - O  inclusivo: El resultado es true si alguna de las dos condiciones son ciertas
  • XOR - O exclusivo: El resultado es true solo si una de las dos condiciones es cierta, pero no las dos.

Además, estos operadores pueden funcionar de forma opuesta si las condiciones van precedidas por el signo de exclamación !, que indica que debe cumplirse lo contrario.

Así, mientras que este algoritmo nos haría ir al cine si tenemos dinero y la película es buena:

if («la película es buena» == 1 AND «tenemos dinero» ==1 ) {

ir al cine;

}

Este otro nos dejaría en casa, aunque dispongamos de dinero y la peli sea buena, ya que estamos negando la segunda:

if («la película es buena» == 1 AND !«tenemos dinero» ==1 ) {

ir al cine;

}

Es decir, habría equivalido a escribir esto:

if («la película es buena» == 1 AND «tenemos dinero» ==0 ) {

ir al cine;

}

Un robot comprador

Para terminar de comprender cómo funcionan las estructuras condicionales podemos programar un robot que haga la compra. Nuestro robot tendrá 10 euros para ir al mercado y no puede gastar más, por lo que la primera condición que debe cumplir es que le quede dinero, para lo cual podemos usar el operador matemático >, mayor que:

variable $dinero = 10;

if («coste_producto» > $dinero) {

vuelve a casa;

} else {

compra el producto;

}

Pero, además, vamos a indicarle que solo queremos que compre el producto si se trata de peras o manzanas:

variable $dinero = 10;

if («coste_producto» > $dinero) {

vuelve a casa;

} elseif («producto»==peras OR «producto»==manzanas ) {

compra el producto;

} else {

vuelve a casa;

}

Sencillo, ¿no? Pues comprendiendo qué son las variables y cómo funcionan las estructuras condicionales, ya hemos avanzado un buen trecho para empezar a programar.

En la próxima entrada de esta serie veremos qué son los bucles.

Abrazos++;

|| Tags: ,

valoración de los lectores sobre Metodología: 03 – Estructuras condicionales

  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • 5 sobre 5 (3 votos)

¿Te ha parecido útil o interesante esta entrada?
dormido, valoración 1 nadapensativo, valoración 2 un poco sonrisa, valoración 3 a medias guiño, valoración 4 bastante aplauso, valoración 5 mucho

Tú opinión es muy importante, gracias por compartirla!

Aportar un comentario

*