angular 2.0

... y ahora qué?

Goya

archivado en: JavaScript / 23 marzo, 2015 / taller:

En noviembre de 2014, google anunció cuáles iban a ser las novedades de angular 2.0. y se produjo un gran revuelo entre los programadores que trabajan con este framework, pues los cambios son son tan grandes que nada de lo que hay hecho con las versiones 1.* valdrá en las 2.*. Y cuando digo nada incluyo no solo las aplicaciones, sino también todos los módulos, tutoriales, libros y similares que se hayan preparado sobre angular. Es decir, compatibilidad hacia atrás: 0; como tampoco será compatible con los navegadores tostadora (del ie 11 para abajo), ni con los dispositivos móviles más antiguos. ¿Se han vuelto tarumbas, pensó más de uno?

Y para rematar la faena, por esas fechas Rob Eisenberg -uno de los padres del frame durandal js, que había sido fichado por google- dice en su blog que lo abandona por discrepancias con el rumbo que estaba tomando:

«I am not saying that Angular 2.0 is going to be a bad framework. What I am saying is that it is no longer fundamentally the same thing I was originally hired to help build nor is it compatible with my vision for the future».

Por cierto, que no estuvo quieto tras su marcha, sino que se puso a trabajar en Aurelia, un frame que tiene buena pinta, aunque aún es demasiado pronto para ponerse a trabajar con él.

En general, creo que se han equivocado, al menos en el momento y las formas, pero antes de explicar por qué es conveniente que aclaremos tres cosas.

1. Las versiones 2.* de angular no supondrán, al menos en teoría, el estancamiento de las versiones 1.*. De hecho, al parecer están trabajando ya en la 1.4, que trae alguna que otra mejora interesante.

2. Aunque esté saliendo a la luz ahora, hasta que se convierta en una realidad de mercado falta tiempo, quizás un año o dos, y las dos versiones pueden convivir durante otros dos. Es decir, que angular 1.* ni está muerto ni moribundo, solo que google le acaba de pegar una pedrada en la cabeza de campeonato 😛

3. La versión 2.0 es muy distinta, entre otras razones, porque ha querido anticiparse al futuro y hay muchas cosas en el horizonte que, si cuajan, van a enriquecer el desarrollo web, como el shadow dom, los componentes, ecma 6, etcétera.

Dicho esto, diré por qué no me gusta, ahora, angular 2.0.

1. A quien gusta revolotear de forma compulsiva entre frames y librerías, que no significa conocerlos en realidad, se le llena la boca diciendo que la web es un mundo dinámico, en constante cambio, y que no hay que quedarse estancado. Como suele suceder con las generalizaciones grandilocuentes, esta afirmación se cae cuando bajamos al mundo real. Primero, porque las empresas no pueden permitirse el lujo de cambiar cada dos semanas todos los desarrollos para adecuarlos a la última moda. Desde una pequeña pyme que ha conseguido levantar una tienda de comercio electrónico con gran esfuerzo, hasta una gran empresa o institución que se ha gastado tropecientos euros en una aplicación interna, todas necesitan recuperar lo invertido y para eso se necesita tiempo. Pretender que el mundo institucional y empresarial se adapte al frenesí de los geekster es tan pretencioso como absurdo. Yo, al menos, prefiero que los hospitales inviertan en profesionales y material antes que en cambiar de frame js cada semestre.

2. Lo mismo vale para el tiempo de los desarrolladores. Tal vez si alguien vive en casa de sus padres y carece de cualquier interés en la vida que no sea la programación o su trabajo consiste precisamente en el cacharreo puede mantener el ritmo con que están saliendo las cosas. Los demás no. Y si la comunidad no asume un frame como propio, ya puede ser formidable, que se quedará por el camino. De hecho, más de uno nos decantamos por angular frente a otras opciones, como ember, porque prometía cierta estabilidad. Si al final termina siendo otra flor de un día, la decepción va a ser realmente grande.

3. Hasta hace nada aún nos estábamos pegando con el IE 7 porque así nos lo pedían los clientes, consecuentes a veces con su target, ¿y vamos a decirles ahora que solo vamos a programar, en la práctica, para chrome, safari, firefox y los dispositivos móviles más caros y que hayan salido al mercado en el último año? Bueno, creo que hay vida más allá de Beverly Hills y que a los de google no les vendría mal conocerla.

4. Frente al saludable free style de backbone, uno de los mayores defectos de angular 1.* es su pretensión holística. Al igual que sucede con su padre google, pretende abarcarlo todo y resulta algo complicado complementarlo con otras herramientas, como jquery, require, kinetik, handsontable y tantas y tantas librerías maravillosas y de libre disposición que hay por la red. Aún así, en la versión 1.* queda cierto margen de maniobra, que ha desaparecido por completo en la 2.*. Ahí ya sí se acabó cualquier posibilidad de trabajar con otra cosa que no sea angular... de hecho han cambiado hasta la propia sintaxis de js para poner su propio lenguaje (el AtScript), lo cual me parece un error tremendo, pues demandará tal grado de hiperespecialización que no será sostenible. La situación me recuerda a lo que ha pasado con el frame Zend de php, que será maravilloso, pero tan cerrado en sí mismo que al final los programadores se decantan por otras opciones más amables y cercanas al lenguaje aprendido, como simfony, laravel o el bueno de codeigniter.

5. El anuncio de que, una vez más, hay que empezar desde cero -aplicaciones, documentación, estudios- está cayendo como uno jarro de agua fría. Tal vez sea una primera impresión y luego empresas y programadores vuelvan a animarse con angular, un frame que apenas ahora está desembarcando en realidad en España, pero en el peor de los casos se puede producir un estancamiento ante la perspectiva de una muerte anunciada.

Por todas estas razones y otras más que no enumero por pereza y somnolencia creo que google debería haberse esperado un par de años antes de anunciar que pensaba zamparse a su hijo, por entonces solo existirán -es de esperar- navegadores modernos que se actualizan solos y el android 4..4.2 será solo un infausto recuerdo. Pero en fin, así son las cosas...

|| Tags:

valoración de los lectores sobre angular 2.0

  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • estrellica valoración positiva
  • 4.8 sobre 5 (6 votos)

¿Te ha parecido útil o interesante esta entrada?
dormido, valoración 1 nadapensativo, valoración 2 un poco sonrisa, valoración 3 a medias guiño, valoración 4 bastante aplauso, valoración 5 mucho

Tú opinión es muy importante, gracias por compartirla!

Los comentarios están cerrados.