Tannhäuser Cabaret

El tarantismo

Se desconoce la antigüedad de las tarantelas, pero parece ser que su origen está relacionado con un fenómeno histórico muy curioso de Puglia: el tarantismo.

El tarantismo

Este artículo es apenas un esbozo, pero lo voy subiendo porque no sé si sacaré tiempo para profundizar en el tema.


Con el término tarantella se designan varias danzas tradicionales del sur de Italia caracterizadas por su ritmo rápido y alegre. Valga como ejemplo este vídeo del grupo salentino Ballati Tutti Quanti de un tipo de tarantella característico de Puglia que se conoce como pizzica pizzica, es decir «pica pica».

Se desconoce la antigüedad de las tarantelas, pero parece ser que su origen está relacionado con un fenómeno histórico muy curioso de Puglia: el tarantismo. En esta región del sur de Italia pensaban que la enfermedad estaba provocada por la picadura de un tipo de tarántula local llamada Falangio di Puglia y afectaba sobre todo a las mujeres. Los «tarantati» caían presas de movimientos compulsivos, frenéticos, y el mejor remedio para curarlos era la música. Un grupo de músicos tocaba, incluso durante días, varios instrumentos hasta que conseguían aliviar la crisis.

¿Qué relación existía entre la picadura de las tarántulas y la música?

En 1847, el gobierno de Italia encargó al doctor Giuseppe Maria Carusi que investigara «si la tarántula de Puglia es o no venenosa y si, mordiendo al hombre, es preso de la famosa enfermedad dicha tarantismo».

El doctor Carusi marchó a Puglia, pero no consiguió encontrar un caso de tarantismo que le permitiese emprender un estudio científico basado en la observación empírica. Lejos de arredrarse por esta dificultad, Carusi encargó que le enviaran tarántulas a su laboratorio, donde experimentó la reacción de sus picaduras con tres niños de cinco años: «Biagio Corvito, de temperamento nervioso-linfático, Nicola Paoletti y Tommaso Valente, ambos de temperamento linfático-hipocondríaco».

Aunque los niños sufrieron dolores intensos, cefaleas, irritación en la piel y dificultades respiratorias, no mostraron muestras de tarantismo. Para confirmar estos resultados, Carusi repitió estos experimentos de mil maneras con niños, con jóvenes, incluso sobre él mismo, pero «sea con la mordedura de la tarántula, sea aplicando el veneno con la punta de una aguja, se produjeron solo los síntomas locales y generales descritos y nunca el tarantismo».

Aparte de la barbaridad que supuso arriesgar la vida de niños y adultos con las picaduras de las tarántulas —y menos mal que el gobierno no le había encargado estudiar la mordedura de la cobra—, el trabajo de Carusi plantea una cuestión apasionante: o bien el tarantismo era psicosomático, o bien se debía a una causa externa sin ninguna relación con las tarántulas, como podía ser la ingesta inadvertida de alucinógenos, como el cornezuelo, un hongo que crece en el trigo. O igual es que, sencillamente, las chicas se aburrían y así conseguían que las sacasen a bailar…

En fin, el tema necesita mayor profundización: ¿cuándo comenzó exactamente el fenómeno?, ¿qué relación existe entre el tarantismo y otras danzamanías históricas, como el baile de san Vito?, ¿qué provocaba una crisis de tarantismo?...

A falta de tiempo para estudiarlo en profundidad, os dejo dos enlaces interesantes.

El primero es a un documental que rodó en 1959 De Martino Ernesto titulado La terra del rimorso, fruto de un trabajo interdisciplinar que también se reflejó en un libro.

Otro es al libro Tarantismo observado en España con que se prueba el de la Pulla, de Francisco Javier Cid (1787), que es una buena introducción al tema.

(Escrito en 16 mayo 2011)

Comentarios

*

Sin comentarios