Tannhäuser Cabaret

Florencia, 1440: la referencia más antigua al tarot

¿Nació el tarot en Florencia?

Florencia, 1440: la referencia más antigua al tarot

Thierry Depaulis acaba de realizar un gran descubrimiento que nos ha contado en detalle Ross Caldwell en tarothistory.com. Hasta ahora, el documento más antiguo donde se hacía referencia al «juego de triunfos», como era denominado entonces el tarot, era una anotación del 10 de febrero de 1442 en los libros de contabilidad de Ferrara. Este nuevo documento, sin embargo, es dos años anterior y nos lleva a Florencia. ¿Podemos deducir por este documento que el tarot se inventó en Florencia?

malatestaRetrato de Sigismondo Malatesta pintado por Piero della Francesca.

El texto forma parte de los diarios de un notario de la ciudad toscana de Anghiari llamado Giusto Giusti, recientemente publicados en una edición crítica de Nerida Newbigin: I Giornali di Ser Giusto Giusti d'Anghiari (1437-1482), Moxedano, 2002. En italiano (pág. 16):

«Venerdì a dì 16 settembre donai al magnifico signore messer Gismondo un paio di naibi a trionfi, che io avevo fatto fare a posta a Fiorenza con l’armi sua, belli, che mi costaro ducati quattro e mezzo».

Que traducido al español viene a decir:

«El viernes 16 de septiembre entregué al excelente señor Gismondo una baraja de naipes a triunfos, que encargué realizar en Florencia, con su heráldica, que me costó 4,5 ducados».

Y lo que es aún más interesante: este «señor Gismondo» es el poeta y mecenas Sigismondo Pandolfo Malatesta, señor de Rímini, uno de los más célebres condottieros de la época, y autor intelectual del Templo Malatestiano, una obra sembrada de elementos paganos y neoplatónicos en la que intervino León Batista Alberti.

Un triángulo muy interesante

Volvamos con la nota del diario de Giusto Giusti, notario de Anghiari. ¿Por qué se regaló esa baraja de lujo, encargada especialmente con sus escudos heráldicos, a Malatesta?

No he podido leer aún el original, pero este dato me parece muy interesante:

Según cuentan en la página web Stemmi e imprese, recogiendo un pasaje del ensayo Annali della terra d’Anghiari de L. Taglieschi (pag. 164), entre las personalidades célebres de la ciudad de Anghiari se encontraba un un condottiero llamado Agnolo d’Anghiari, más conocido como el Taglia. Entre otras peripecias, el Taglia fue uno de los capitanes del ejército florentino durante la batalla de Anghiari, en la que se enfrentaron el ducado de Milán, gobernado por Filippo Maria Visconti, y una coalición liderada por la República de Florencia. Y, según cuentan en la web mencionada, el Taglia estuvo al servicio de Malatesta por un contrato negociado por nuestro notario, Giusto Giusti:

«Nello stesso anno (1438) il Giusti inizia a negoziare il passaggio della condotta del Taglia sotto le bandiere di Sigismondo il quale arriverà persino a favorire la creazione di un piccolo feudo del capitano. Quest’ultimo pochi mesi dopo la battaglia di Anghiari passerà sotto il Malatesta con 300 cavalli e 400 fanti trasferendo anche la sua residenza a Rimin. Sigismondo dona ad Agnolo poderi, case, castelli in mezzadria, il capitano vince per il suo signore più volte ma specialmente sui Montefeltro ( storici nemici dei Malatesta ) a Montelocco nel 1441. Infine il Taglia fa una breve ferma sotto Francesco Sforza fino al 1442,  poi più nulla fino alla morte, come racconta il Taglieschi, avvenuta a Rimini all’età di 52 anni con esequie di gran pompa poco frequenti al periodo. Era il 1444 all’incirca l’anno della medaglia del Pisanello».

En resumen, parece ser que el notario que encargó la baraja en 1440, Giulio Giusti, trabajaba para el Taglia, un condottiero que por entonces estaba al servicio de Sigismondo Malatesta, precisamente, la persona para quien estaba destinado este «juego de triunfos». Todo lo cual nos permite sospechar que aquella baraja fue un regalo del Taglia para Malatesta, quizás como agradecimiento por el contrato, quizás por cualquier otra razón, como conmemorar el éxito de la batalla de Anghiari.

Y lo que es aún más interesante es que el Taglia se incorporó poco después, en 1442, a las fuerzas de Francesco Sforza, otro condottiero muy ligado a la génesis del tarot... Pero esto lo explicaré en otro momento.

El emperador de Piero della Francesca

Tengo pendiente escribir un artículo sobre el Templo Malastetiano, por lo que no me entretendré ahora con este mausoleo fascinante, pero destaco a vuelapluma esta comparación iconográfica señalada por Bertrand entre uno de los frescos del Templo y el tarot: Sigismondo Pandolfo Malatesta rezando delante de san Sigismondo de Piero della Francesca (1451).

sigismundo

Como vemos, el san Sigismondo del fresco recuerda en gran medida a las representaciones del triunfo del Emperador de los tres tarots más antiguos conocidos —el tarot de Cary Yale, de Brera y de Pierpont Morgan—, todos de la familia Visconti-Sforza, realizados probablemente entre 1441 y 1551.

tresemperadores

 

Y, al parecer, Piero della Francesca aparece precisamente en Florencia hacia 1440 o poco antes, cuando se encarga la baraja de Malatesta. Solo es una hipótesis, pero quizás entonces fue cuando conoció ese nuevo juego de cartas, el tarot, en el que se inspiraría años después para dibujar al personaje del fresco, tal vez como una especie de broma privada con Malatesta.

Me explico, en 1433 Malatesta fue nombrado caballero por el emperador del sacro imperio alemán, Segismundo de Luxemburgo, lo que dio legitimidad a su gobierno sobre la ciudad de Rimini. Y es muy probable que las primeras representaciones del triunfo del Emperador estuvieran basadas en Segismundo de Luxemburgo... Bueno, de momento vamos a dejarlo aquí.

¿Y entonces se inventó o no el tarot en Florencia?

Hay varias hipótesis sobre el origen del tarot, unos abogan por la corte de Filippo Maria Visconti, duque de Milán, otros por la ciudad universitaria de Bologna, hay quien piensa en la Ferrara de los Este y unos pocos comienzan a apuntar hacia la Florencia de los Medici. Hasta ahora, la pista florentina, que encuentro muy sugerente, apenas contaba con fundamentos documentales, pero esta referencia en los diarios del notario Giusti es revolucionaria.

Significa que, hoy por hoy, la fecha documentada más antigua que tenemos acerca de un juego de triunfos es en Florencia, en 1440, lo que unido al reciente descubrimiento de Pratesi de que para 1453, esta ciudad contaba ya la suficiente producción industrial de barajas como para exportarlas a Roma, nos debería llevar a tomarnos la pista florentina muy en serio, tal y como intuía desde hace tiempo.

Por otra parte, sospecho que puede dar resultados interesantes relacionar la anotación en los diarios de Giusti con el concilio ecuménico de Ferrara - Florencia. En 1431, el papa Martino V convocó un concilio en la ciudad de Basilea que supuso el encuentro de cientos de delegados de todas las potencias del momento, incluido el imperio bizantino (y allí quizás los juegos "con triunfos" alemanes fueron conocidos por primera vez por parte de los italianos, no sé, no lo tengo claro aún).

Años después, en 1438, se celebró en Ferrara otro concilio en el que se esperaba solucionar las diferencias entre el credo de Occidente y el de Oriente (los bizantinos andaban desesperados por la presión de los turcos y estaban dispuestos a todo con tal de obtener apoyo militar de los reinos cristianos occidentales, aunque todos sus esfuerzos fueron en vano, sirvieron para que Occidente redescubriese una gran cantidad de textos de la Antigüedad). Por una epidemia de peste, pero supongo también que por intereses políticos, el concilio de Ferrara se trasladó a Florencia en julio de 1439, donde permaneció hasta 1445. Si el tarot fue un invento florentino, sin duda, fue un buen momento para que lo conocieran los delegados de las diversas cortes italianas lo conocieran. Y en ese concilio había delegados alemanes, y es probable que los juegos con triunfos fueran un invento alemán... En fin, hay que seguir investigando, pero la pista florentina cada vez me parece más sugerente.

(Publicado en febrero de 2012).

Comentarios

*

Sin comentarios