mmfilesi

Madeira

Recorriendo las levadas de Madeira en agosto de 2018

Madeira

En agosto de 2018, Eva y yo fuimos 9 días a Madeira en busca de las levadas, unos canales para llevar agua que recorren la isla, y los bosques de laurisilva, que nos chiflan. Madeira es un sitio ideal para caminar por entornos naturales y nos lo pasamos muy bien. Es una lástima que sea tan mal fotógrafo, porque las imágenes no hacen justicia a los caminos que recorrimos, pero bueno, al menos se intuye la belleza natural de la isla.

Funchal
Funchal

Establecimos el campamento base en Funchal, la capital de la isla, en el barrio antiguo, que es el de mayor oferta hostelera para el turismo, en el tercer piso de los apartamentos Sousa, al lado del mar.

El barrio estaba muy bien, muy bullicioso, y era una delicia tomarse unas cervezas mirando el mar después de un día de caminata, pero con lo que sé hoy creo que habría estado mejor haber pasado un par de días en Santana y otros dos en Porto Moniz para llegar mejor a las rutas. Desde Funchal a Santana, desde donde salen varias, se tarda como una hora en coche y hasta Porto Moniz algo más, por lo que al final no empezábamos a caminar hasta las 10 más o menos.

En Santana se conservan un par de reproducciones de las antiguas casas de Madeira, con el techo triangular de paja. Todavía hoy se puede ver alguna por los pueblos del interior, pero el techo es ahora de asquerosa uralita.

Santana
Santana

En general, en la isla apenas hay playas naturales. El turismo playero va mejor en Porto Santo, la otra isla grande del archipiélago, pero en Porto Moniz han montado unas piscinas naturales al lado del mar, que no están mal a pesar de la cantidad de gente.

Porto Moniz

Hicimos las rutas más famosas, todas deliciosas, pero nos faltaron algunos días más para hacer las menos conocidas, sobre todo por el oeste… Bueno, así tenemos una excusa para volver.

Pico Ruivo

Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo
Pico Ruivo

Caldeirão Verde

Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde
Caldeirão Verde

La ruta sale desde Queimadas, pero, como hicimos nosotros, se puede coger desde un poco antes, desde el llamado Pico das Pedras, un camino de 2.1 km (y otros 2 de vuelta), muy sencilla y bonita. La levada sigue por un bosque muy espeso de acacias, mimosas, pino, tilos y demás árboles característicos de la laurisilva de la isla. Es echarle una hora y media más al recorrido, pero vale la pena.

Pico das Pedras

Ponta de São Lourenço

Aunque es menos espectacular que el Caldero Verde, esta ruta nos gustó más. Es sencilla y corta, como unos 8.2 km entre la ida y la vuelta, pero intensa, ya que estás constantemente bajando y subiendo un desnivel de varias decenas de metros. El camino recorre la bahía de Abra hasta la llamada Cais do Sardina, quizás porque antiguamente había allí una casa de pescadores. El paisaje predominante es una roca volcánica con una gran variedad de matices de color, desde el amarillo al rojo mas intenso. Se suben y bajan escaleras, se atraviesa un puente de piedra y al final te espera un pico donde te dejas los dos pulmones. El viento sopla fuerte y en algunos tramos crea sonidos extraños, como el de aves lastimeras, pero de fauna solo vimos un montón de lagartijas descaradas.

Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço
Ponta de São Lourenço

Vereda das 25 fontes

Esta ruta también es de las más espectaculares, por lo que conviene hacerla por la mañana cuanto antes, que luego se llena de gente y es una lata pasar por los tramos más estrechos. Son unos 9 km entre la ida y la vuelta y comienza en Camaro de Cargo, una cima que se encuentra a 1290 metros. Luego baja a 1160 por una carretera pequeña y sinuosa hasta el refugio de Rabaçal, desde donde sale la levada. La subida posterior es dura, pero hay minibuses que te llevan hasta arriba por si no te apetece andar más. Desde Rabaçal, la ruta sigue bajando hasta los 900 metros en medio de un bosque de laurisilva espectacular.

25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes
25 fontes

Madre da Levada do Alecrim

Desde Camaro de Cargo sale otra ruta más fácil que la anterior, pero también más sosaina. Es corta, de 4.5 km de recorrido, tiene algún tramo interesante, sobre todo cuando la vegetación del lado externo se abre y permite ver el valle.

Madre da Levada do Alecrim
Madre da Levada do Alecrim

Vereda dos Balcões

El domino por la mañana, antes de coger el avión de vuelta, aún nos dio tiempo para dar un paseo por un camino muy corto que va desde el pueblo de Ribeiro Frío hasta dos Balcões, donde las vistas son espectaculares. Fundamental llegar muy pronto, que luego hay muchísimos autocares y no hay donde aparcar.

Vereda dos Balcões
Vereda dos Balcões
Vereda dos Balcões

Comentarios

*

Sin comentarios